Una enfermera residente en el barrio prestó los primeros auxilios antes de que los bomberos se hicieran cargo de la víctima, que falleció más tarde en el Hospital Necker de París a causa de las heridas.

PARÍS.- Un niño de once años falleció la pasada madrugada en un hospital de París, donde fue ingresado en estado grave tras saltar por la ventana de su habitación, en la que dejó una carta de disculpa por haber acosado a un compañero de clase, informaron medios franceses.


Una vecina alertó a la madre de la víctima tras presenciar esa escena producida en la tarde del lunes en un apartamento familiar situado en el cuarto piso de una residencia de la localidad francesa de Vitry-sur-Seine, a las afueras de París, según indicó la cadena francesa LCI.


Una enfermera residente en el barrio prestó los primeros auxilios antes de que los bomberos se hicieran cargo de la víctima, que falleció más tarde en el Hospital Necker de París a causa de las heridas.


Según LCI, la fiscalía de Créteil ha abierto una investigación para conocer las causas concretas de la muerte, después de que el menor fuera castigado en su colegio por haber acosado a uno de sus compañeros.


En casa, tras la reprimenda de su madre y después de que ésta lo mandara a su habitación, el chico escribió una carta de disculpa antes de arrojarse al vacío.


Este suceso ocurre días después de la muerte de Alisha K., una niña de 14 años cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en las aguas del río Sena a su paso por Argenteuil (norte de París), a manos de una pareja de estudiantes con los que compartía clase.


Este crimen impactó a la sociedad francesa en un momento en el que el aumento de la violencia entre adolescentes ha generado preocupación en el Gobierno de Emmanuel Macron, que prepara un plan para frenar las guerras de pandillas y el creciente acoso escolar.