Mali atraviesa una compleja situación de inseguridad con presencia de grupos yihadistas, que están expandiendo sus atentados en los últimos meses hacia las fronteras mauritanas contra los civiles y las fuerzas militares y de seguridad maliense.

Bamako.- Un policía maliense murió en un ataque cometido ayer por supuestos yihadistas contra un puesto de la aduana maliense en una población situada al norte de Bamako y próxima a la frontera con Mauritania, informaron hoy a Efe las autoridades locales.

Asimismo, dos militares y dos civiles resultaron heridos en el ataque perpetrado con armas automáticas y pesadas en las afueras de la población de Nara, situada a 20 kilómetros de la frontera Mauritania.

"Hemos escuchado fuego intenso contra la posición de la aduana, pero la respuesta de las fuerzas malienses en Nara estuvo a la altura para repeler a los atacantes", explicó la fuente.

Mali atraviesa una compleja situación de inseguridad con presencia de grupos yihadistas, que están expandiendo sus atentados en los últimos meses hacia las fronteras mauritanas contra los civiles y las fuerzas militares y de seguridad maliense.

Se han producido además dos golpes de Estado en menos de un año, tras los que se abrió un proceso de transición que no ha culminado todavía en espera de la celebración de unas elecciones generales aún sin fecha.