Según fuentes policiales, puede enfrentarse a otros cargos más adelante relacionados con el secuestro.

Miami.- Una niña de cinco años murió al caer a un embalse el automóvil en el que viajaba junto a una mujer que era perseguida por la Policía como sospechosa de un secuestro en Jacksonville (Florida, EE.UU.), informaron este viernes fuentes policiales.

La persecución se inició a partir de una llamada a la Policía en la que avisaron que se había producido un secuestro.

Un agente que avistó el vehículo de la sospechosa empezó a seguirlo y después fueron sumándose otros autos de Policía a una persecución que concluyó a unas 30 millas (48 km) del lugar donde empezó.

En una rampa de salida de una autopista en la parte norte de Jacksonville, el vehículo manejado por la sospechosa se salió de la calzada y cayó a un embalse, según informó la Oficina del Alguacil.

Este viernes las autoridades identificaron a la mujer —detenida en el lugar del accidente— como Pamela Tereza Cabrera, de 32 años, la cual conocía a la niña presuntamente secuestrada, pero se desconoce hasta ahora si había algún lazo familiar entre ellas.

Cabrera fue acusada de dos cargos por agresión a un agente del orden, un cargo por huir o intentar escapar de un agente del orden y un cargo de homicidio relacionado con el tráfico de vehículos.

Según fuentes policiales, puede enfrentarse a otros cargos más adelante relacionados con el secuestro.

Cabrera tenía un cuchillo y llegó a manejar su vehículo a 90 millas (144 km) por hora.

La Policía no pudo encontrar a la niña en un primer momento en el lugar del accidente, pero los bomberos lograron llegar al vehículo hundido en el fondo del embalse y la hallaron muerta.