Muerto (Fuente externa)

KINSHASA, República Democrática del Congo .- Quince miembros del grupo rebelde congoleño Maï-Maï Yakutumba murieron este jueves en combates con el Ejército regular de la República Democrática del Congo (RDC) en la provincia de Kivu Sur, en el este del país.

"Los enfrentamientos han sido duros, pero hemos sido capaces de derrotar al enemigo, a pesar de que hemos perdido a uno de nuestros oficiales de la Marina", dijo a EFE en conversación telefónica el portavoz de las Fuerzas Armadas de la RDC (FARDC), el general Jean Richard Kassonga.

Durante la batalla, que tuvo lugar en las localidades de Lubomo y Mwayenga de la región de Fizi, las FARDC hundieron en el lago Tanganica dos canoas de los rebeldes cargadas de armas, municiones y alimentos y con veinte hombres a bordo, que llevaban refuerzos a sus camaradas.

Kassonga explicó que las fuerzas gubernamentales acabaron con la vida de un líder rebelde conocido como Dragila.

Según las FARDC, los rebeldes utilizaban lanchas motoras de gran velocidad y equipadas con armas para robar a los viajeros que cruzan el lago en distintas embarcaciones.

Los enfrentamientos entre las fuerzas armadas y los rebeldes han provocado desde mayo pasado más de 5 mil desplazados en Fizi.

La victoria del Ejército sobre los Maï-Maï Yakutumba en Lubomo y Mwayenga podría devolver la calma a la zona, lo que facilitaría las actividades de los pequeños comerciantes y los pescadores en el lago Tanganica y contribuiría al desarrollo de la región.

Formado en 2007 de una escisión del grupo guerrillero Maï-Maï, los Maï-Maï Yakutumba, que añadieron al nombre del movimiento matriz el apellido del general fundador, son uno de los múltiples grupos que operan en el este de la RDC.

La RDC está inmersa en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003), que implicó a varios países africanos, y en su territorio están desplegados unos 19 mil efectivos de la ONU.