Foto de archivo

MOSUL, Irak .- Al menos 16 supuestos integrantes del grupo radical Estado Islámico (EI) murieron este sábado en bombardeos llevados a cabo por la coalición internacional que combate a los yihadistas cerca de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informó a Efe una fuente de seguridad.

El jefe del comité de seguridad de la provincia septentrional de Nínive, Mohamed al Bayati, explicó a Efe que aviones militares bombardearon posiciones yihadistas en la localidad de Al Quair, a 35 kilómetros al sureste de Mosul.

Más de veinte combatientes resultaron heridos, la mayoría graves, en los ataques lanzados contra puntos en los que se encontraban los terroristas, apuntó Al Bayati.

Mientras, según la fuente, las tropas kurdas o "peshmergas" se están enfrentando al Estado Islámico para recuperar el control de gran parte de Al Quair.

Además, agregó, aviones británicos llevaron a cabo este sábado los primeros vuelos de reconocimiento en el espacio aéreo de Mosul.

La aviación estadounidense y la francesa ya han bombardeado posiciones yihadistas en Mosul, tomada por el EI en junio pasado, dentro de los esfuerzos internacionales para luchar contra ese grupo.

Por otra parte, las milicias kurdas sirias YPG combatieron contra el Estado Islámico en la zona de Rabia, a cien kilómetros al noroeste de Mosul.

Un integrante de las llamadas Fuerzas de Protección de Sinyar (zona vecina a Mosul), Daud Kalua, dijo a Efe que el EI atacó posiciones de los milicianos kurdos, que respondieron con fuego y mataron a al menos 25 yihadistas.

En un acto de venganza, un suicida hizo estallar el vehículo en el que viajaba contra combatientes del YPG, de los cuales ocho resultaron heridos.

La zona de Rabia se encuentra junto al límite con Siria y su paso fronterizo es el único entre la provincia siria de Al Hasaka y la iraquí de Nínive, en el norte del país.