Tokio.- La cifra de muertes por el seísmo de ayer en Japón se eleva ya a 600, mientras que el número de desaparecidos asciende a más de 1.000, de acuerdo con la agencia local Kyodo, que suma las víctimas en distintos puntos del país.

Hasta el momento, de las 600 muertes, entre 200 y 300 son de los cuerpos encontrados ayer en una playa en Sendai,y otros 200 cadáveres son los que se transfirieron a gimnasios de Iwanuma y Natori, todos ellos en la provincia de Miyag.

Además, se estima que hay 1,000 desaparecidos tras el terremoto de 8.8 grados en la escala abierta de Richter.

La suma de muertos y desaparecidos se acerca ya a 1,700, de acuerdo con la agencia nipona.

El portavoz del gobierno japonés Yukio Edano manifestó en rueda de prensa que "se cree que más de 1,000 personas han perdido sus vidas".