Kassidy Hazelton, de 37 años, estaba en coma inducido cuando los médicos con autorización de la familia le hicieron la cesárea para cuidar su vida y la del bebé.

Redacción internacional.- Una embarazada que no estaba vacunada y se contagió de COVID-19, dio a luz a su hijo mediante cesárea mientras estaba en coma inducido en un hospital de Arizona.

Kassidy Hazelton, de 37 años, estaba en coma inducido cuando los médicos con autorización de la familia le hicieron la cesárea para cuidar su vida y la del bebé.

"Mantuvieron al bebé allí todo el tiempo que pudieron, pero yo no estaba mejorando y para que yo sobreviviera, o incluso para él, tuvieron que sacarlo", dijo a Fox 10.

“Las madres deben tomar esto en serio… protegerse a sí misma ya su bebé porque puede, y la matará. Intentó matarme". "Me tomó unos días darme cuenta de lo que sucedió", dijo Hazelton, y agregó que no pudo conocer a su hijo de inmediato.