El muñeco inflable con la cara del líder de la Casa Blanca causó sensación en la Quinta Avenida por su “parecido razonable” con los roedores que recorren los túneles del Subway.

NUEVA YORK.- Las ratas del Subway se han convertido en compañeras habituales de los millones de neoyorquinos que utilizan el transporte público cada día, aunque el pasado lunes su protagonismo fue ensombrecido por la aparición en las calles de la Gran Manzana de un roedor de gran tamaño y, a juicio de muchos, más peligroso: la “rata Trump”.

Coincidiendo con la llegada del presidente a Manhattan para mantener una serie de reuniones internas con miembros de su gabinete, un muñeco inflable con la cara del líder de la Casa Blanca causó sensación en la Quinta Avenida por su “parecido razonable” con los roedores que recorren los túneles del Subway.

Apodado ‘La rata inflable’ por su creador, Jeffrey Beebe, el muñeco busca convertirse en un símbolo de resistencia y lucha contra las políticas de Donald Trump, y en una caricatura de la gestión del actual presidente al frente de la Casa Blanca.

La creación del personaje, expuesto desde el lunes en la galería de arte BravinLee de Manhattan, pudo llevarse a cabo gracias a las donaciones económicas de decenas de personas a través la plataforma de ‘crowdfunding’ Kickstarter. Según medios locales, el proceso de fabricación tuvo lugar en Brunwick, Ohio.

No es la primera vez que la imagen del presidente sirve para inspirar la creación de un ‘alter ego animal’; hace solo unos días un pollo inflable gigante con un peinado muy similar al de Trump fue colocado frente a la Casa Blanca para protestar contra las políticas fiscales llevadas a cabo por la actual administración.