"Esta delegación rechaza de la manera más categórica la inclusión del punto 24 en el temario de esta Asamblea General", esgrimió el funcionario nicaragüense.

WASHINGTON/CIUDAD DE GUATEMALA.- Nicaragua exigió respeto este jueves a la Organización de Estados Americanos (OEA) y rechazó que en su 51 Asamblea General se debata sobre la "situación" en el país centroamericano.

"Nicaragua se respeta, señor presidente", dijo Michael Campbell, representante de Nicaragua, durante la sesión plenaria del ente regional encabezada por el canciller guatemalteco, Pedro Brolo.

"Esta delegación rechaza de la manera más categórica la inclusión del punto 24 en el temario de esta Asamblea General", esgrimió el funcionario nicaragüense.

Se pronunció así sobre un proyecto de resolución sobre "La situación en Nicaragua" promovido por las representaciones de Canadá, Antigua y Barbuda, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, República Dominicana y Uruguay para ser debatido en la Asamblea General, que Guatemala acoge hasta el viernes de forma virtual.

Cambpell agregó que Nicaragua denuncia "la continua manipulación de esta organización en perjuicio del pueblo de Nicaragua”.

Además, exigió que todos los miembros del organismo interamericano “guarden apego irrestricto a los principios fundamentales del respeto a la soberanía nacional, la libre autodeterminación y el no intervencionismo en los asuntos internos".

La resolución propuesta sobre "la situación" en Nicaragua deplora el caso omiso del país centroamericano a las iniciativas diplomáticas y técnicas emprendidas desde junio de 2019 por la OEA para promover la "democracia representativa y la protección de los derechos humanos".

También busca declarar que las elecciones celebradas el pasado domingo en Nicaragua, en las que el presidente Daniel Ortega fue reelecto, "no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática", de igual forma que "las instituciones democráticas de Nicaragua han sido seriamente socavadas por el Gobierno".

Campbell subrayó que el mandato del pueblo de Nicaragua fue "renovado" de "manera libre, transparente y soberana a través del voto de casi 3 millones de ciudadanos nicaragüenses, el pasado 7 de noviembre; y continuaremos forjando un futuro de paz, prosperidad y bienestar".

Tras concluir el turno al habla del representante nicaragüense, Costa Rica y República Dominicana pidieron, por su parte, incluir en el temario "la situación de Haití", que vive un proceso de crisis política, social y económica acrecentada por el asesinato de su presidente el pasado 7 de julio en su domicilio.

Con los resultados del domingo, Ortega, quien gobierna desde 2007 tras haberlo hecho de 1979 a 1990, se garantizó cinco años más como presidente, nuevamente con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

Guatemala es el país anfitrión de la 51 Asamblea General de la OEA, que se desarrolla del 10 al 12 de junio de forma virtual por segundo año consecutivo por la pandemia de la covid-19, con un escenario dominado por las cuestionadas elecciones de Nicaragua y bajo el lema "Por una América renovada".