Nicolas Sarkozy

FRANCIA, París.-  El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy dijo que  es preciso controlar el movimiento de los islamistas radicales poniéndoles pulseras electrónicas.

El exmandatario también opina que hay que poner bajo arresto domiciliario a las personas sospechosas.

"Es necesario fortalecer radicalmente las medidas de seguridad en Francia", destacó.

Además, el político ha propuesto endurecer las penas para los creadores de portales islamistas.

Sarkozy recordó que actualmente en la base de datos de personas potencialmente peligrosas para la seguridad nacional figuran 11.500 personas.

Fuente: RT