VIENA.- Unas 10.000 viviendas se han quedado sin suministro eléctrico en la región de Carintia, en el sur de Asustria, debido a la caída de tendidos eléctricos por la acumulación de nieve, informó hoy la radiotelevisión pública ORF.

Responsables de la empresa de suministro eléctrico indicaron hoy que el peso de la nieve caída hace que los árboles se tronchen y caigan sobre las líneas de alta tensión, interrumpiendo el suministro.

Esta mañana se ha registrado una acumulación de entre 10 y 30 centímetros de nieve en zonas de montaña y la previsión para el resto del día es que la cota de nevada baje e incluso en zonas más bajas la nieve alcance los 20 centímetros de altura.

La empresa estatal de ferrocarriles, ÖBB, ha anunciado la suspensión de varias conexiones en las regiones de Estiria y Carintia, debido al riesgo que supone la caída de árboles en las vías.

La presencia de árboles en las carreteras y el corte de suministro eléctrico en algunos túneles también está causando retenciones y problemas de tráfico.