Pero esta explicación no es relevante para el caso de O’Neal, quien no ha estado expuesto al idioma inglés, según su familia.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Tras un periodo en el que emitía sonidos ininteligibles, O’Neal comenzó a hablar en inglés de modo fluido, explicaron estos vecinos del pueblo árabe de Majdal Shams, en los Altos del Golán, ocupados por Israel a Siria desde 1967.

“No entiendo todo lo que dice, y a veces le contesto: ‘yes, okey’ (sí, dale) sin comprenderle”, relató su abuelo, Yaya Shams.

En el reportaje televisivo se ve y se oye al niño reconociendo en inglés diversos objetos y pronunciando palabras como “rectángulo”, “catarata” o “motocicleta”, sin saber los equivalentes en árabe.

En el programa también aparece Irit Holman, una enfermera que trabaja en Majdal Shams y a quien los padres acudieron cuando percibieron que el niño no hablaba.

Según relata el programa, poco después, los progenitores tuvieron que recurrir nuevamente a ella para decirle que el niño ya “hablaba, pero como si fuera el rey de Inglaterra”, un fenómeno al que la enfermera dijo no encontrar explicación racional.

Algunos casos han sido en su mayoría documentados como parte de un problema neurológico, relacionados con un suceso traumático o accidente, tras el cual los afectados recuerdan un idioma previamente aprendido.

Pero esta explicación no es relevante para el caso de O’Neal, quien no ha estado expuesto al idioma inglés, según su familia.