Con signos de dolor, regresó hoy del hospital un adolescente de origen dominicano que fue atacado a corta distancia con una pistola de balines de pintura, conocidos como 'paint ball', que le dejó huellas de fuertes hematomas.

ESTADOS UNIDOS.- Con signos de dolor, regresó hoy del hospital un adolescente de origen dominicano que fue atacado a corta distancia con una pistola de balines de pintura, conocidos como 'paint ball', que le dejó huellas de fuertes hematomas.

Sucedió en Paterson, New Jersey, en la propia casa de la víctima.