Mientras rescatistas aún buscan cadáveres entre los escombros del puerto de Beirut a tres días de una potente explosión que dejó al menos 154 muertos y más de cinco mil heridos, las autoridades libanesas pusieron bajo arresto este viernes al director general de Aduanas por su posible responsabilidad en la deflagración.

REDACCION INTERNACIONAL.-Mientras rescatistas aún buscan cadáveres entre los escombros del puerto de Beirut a tres días de una potente explosión que dejó al menos 154 muertos y más de cinco mil heridos, las autoridades libanesas pusieron bajo arresto este viernes al director general de Aduanas por su posible responsabilidad en la deflagración.

El presidente libanés indicó además que amplía la investigación ante posible "interferencia externa".