Foto de archivo

LA HABANA.- La segunda brigada de 91 sanitarios cubanos que hoy partirán a África Occidental para ayudar a combatir el ébola incluye 39 médicos y 48 enfermeros, en un grupo donde el 67 por ciento de sus integrantes tiene menos de 50 años, informaron medios oficiales.

El diario Granma ratificó hoy que 53 de esos colaboradores viajarán a Liberia y 38 lo harán a Guinea Conakry, aunque la isla aún no ha confirmado oficialmente el momento de su salida rumbo a esos países de África Occidental, entre los más afectados por el ébola.

El presidente cubano, Raúl Castro, anunció ayer que la nueva delegación viajaría este martes a África, después de que a inicios de mes su gobierno enviara una primera avanzada de 165 sanitarios a Sierra Leona para luchar contra el ébola.

El anuncio de Castro tuvo lugar durante la Cumbre Extraordinaria sobre el ébola de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de América (ALBA), que reunió en La Habana a mandatarios y autoridades del bloque, así como a representantes de la ONU y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Al concluir la cita, en la que la ALBA acordó un plan de acción para combatir y protegerse del ébola, los participantes, entre ellos el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el de Nicaragua, Daniel Ortega, y el de Bolivia, Evo Morales, se reunieron con los colaboradores cubanos que hoy se trasladan a África, informa Granma. El encuentro tuvo lugar en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), donde Cuba ha habilitado una sala de vigilancia para viajeros procedentes de África, y donde además se encuentra el área de preparación para sus profesionales que viajan a combatir el ébola.

Los asistentes a la cumbre también recorrieron la Unidad Central de Cooperación Médica, la entidad del ministerio cubano de Salud Pública que prepara y atiende al personal sanitario de la isla que cumple misiones de cooperación internacional, añadió el periódico.

El aporte de Cuba a la lucha contra el ébola ha sido elogiado por la Organización Mundial de la Salud y por el propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien calificó esa ayuda de "respuesta extraordinaria".

La ONU destacó que con el grupo que viaja hoy a Liberia y Guinea Conakry, suman 255 los trabajadores cubanos para tratar el ébola en África, lo que supone una cifra superior a los sanitarios enviados por organizaciones como Médicos Sin Fronteras y la Cruz Roja, o potencias como Estados Unidos, Reino Unido y China.