Según las últimas cifras ofrecidas por el estado este domingo, la media de positivos sobre testados de la última semana es del 2,40 %.

NUEVA YORK.- El estado de Nueva York exigirá a los empleados de tránsito vacunarse contra la covid-19 o hacerse pruebas semanales a partir del 5 de septiembre ante el reciente aumento de casos y hospitalizaciones, según anunció este lunes su gobernador, Andrew Cuomo.

En una rueda de prensa, Cuomo sumó a los funcionarios de la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York (MTA, en inglés) y a los de la Autoridad Portuaria a someterse a este requisito que ya impuso hace unos días a los funcionarios estatales, y no descartó alargar la lista.

En el último mes, los casos de coronavirus se han multiplicado por cuatro en el estado y los hospitalizados se han duplicado, reflejo de la propagación de la variante delta, que ya es predominante en el país pese al avance de la vacunación y que preocupa a las autoridades sanitarias.

Según las últimas cifras ofrecidas por el estado este domingo, la media de positivos sobre testados de la última semana es del 2,40 %, se registraron más de 2.500 positivos y hay 738 personas ingresadas en hospitales por coronavirus, mientras casi el 70 % de los adultos están completamente vacunados.

En ese sentido, el gobernador dijo que si las cifras empeoran exigirá vacunas o pruebas semanales a profesores y empleados de residencias de ancianos, y pidió a la población general "ser inteligente de nuevo" para "evitar volver a una vida con restricciones por la pandemia".

"Todo el mundo está hablando sobre políticas de mascarillas ahora, pero yo no creo que una política de mascarillas vaya a ser suficiente. Tenemos que hablar de una política de vacunaciones", dijo el gobernador demócrata, que alentó a restaurantes y bares a requerir a sus clientes que tengan la vacuna.

"El estado está llevando el liderazgo, pero los gobiernos locales, escuelas, hospitales públicos e incluso los negocios deberían empezar a considerar obligatorias las vacunas también, porque si estos números empiezan a subir rápido, no nos podemos permitir volver atrás y perder el progreso que hicimos", explicó.

Mientras tanto, el alcalde de la Gran Manzana, Bill de Blasio, recomendó hoy a todas las personas, vacunadas o no, llevar mascarilla en el interior de los establecimientos, pero especialmente en el caso de que tengan a personas no inmunizadas a su alrededor.

La semana pasada, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de EE.UU. dieron marcha atrás y recomendaron que los vacunados volvieran a llevar mascarilla en interiores en la mayor parte del país, además de en las escuelas.

El principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci, dijo este domingo que no cree que vuelvan a producirse confinamientos porque hay "un porcentaje suficiente de gente vacunada", pero a la vez lamentó que no lo sea tanto para "aplastar el brote".

El número de casos de covid-19 ha aumentado especialmente en Florida, epicentro de la enfermedad en EE.UU., mientras que en el conjunto del país hay unas 100 millones de personas elegibles para recibir la vacuna y que aún no lo han hecho.