Uno de los jóvenes asesinados tenía pendiente un juicio por sustancias controladas.

REDACCIÓN.- La violencia cobró nueve vidas entre la tarde del viernes y las 11:32 de la noche de ayer, al registrarse dos muertes violentas en Fajardo y Guaynabo, sumando 28 los asesinatos registrados entre el 1 al 13 de noviembre y 502, desde que comenzó el 2022, una reducción de 43 comparado con el 2021, según el diario Vocero, de Puerto Rico.

La última de las muertes violentas se escenificó a las 11:32 de la noche de ayer, en un negocio en la PR-195 en Fajardo. La víctima fue identificada como Reynaldo Quiñones Quiles, de 39 años, quien se encontraba en el negocio El Pirata.

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo, en unión a la fiscal Karen Calo, iniciaron la investigación.

A las 10:56 de la noche de ayer fue ultimado a balazos un individuo, cuya identidad no ha sido establecida, en el sector El Gallerín del barrio Piedras Blancas, en Guaynabo. Agentes del CIC de Bayamón tienen a su cargo la investigación.

A las 11:39 de la noche del sábado, el joven Abnelvis Soto Santiago, de 18 años y vecino del residencial López Sicardó, en Río Piedras, salió del servicarro de un restaurante de comida rápida en la avenida 65 de Infantería en un Mitsubishi Mirage, modelo del 2000, y al llegar a la esquina de la calle 3 de la urbanización San Agustín, fue atacado por sicarios que viajaban en un auto compacto rojo, muriendo en el acto.

Una menor de 16 años que lo acompañaba resultó herida en el abdomen y piernas, y se encuentra fuera de peligro de muerte.

El joven asesinado tenía pendiente un juicio por sustancias controladas. El fiscal Jorge Vélez y el agente Carlos Colón López, de la División de Homicidios del CIC de San Juan, tienen a su cargo la investigación.

En otro de los hechos, agentes de la División de Homicidios del CIC de Humacao investigan una balacera que se registró las 4:30 de la madrugada de ayer, entre los jinetes de una cabalgata y los ocupantes de unos automóviles, que dejó un saldo de un muerto y tres heridos.

El joven asesinado, identificado como Misael Hernández Meléndez, de 22 años, había resultado herido de bala el pasado 29 de septiembre cuando sicarios le dispararon en la urbanización La Ceiba, en Juncos. Una bala le causó una herida leve en la cabeza.

La víctima se encontraba con un grupo de amigos en una cabalgata en la carretera PR-905 en el barrio Tejas. Misael murió mientras era atendido en un hospital en Humacao. Los otros tres heridos fueron trasladados al Centro Médico de Río Piedras.