Barack Obama

WASHINGTON, Estados Unidos.-El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reunirá este lunes con altos funcionarios de su Administración para analizar la respuesta al ébola tras el primer caso de contagio ocurrido dentro del país, según anunció la Casa Blanca.

Este lunes, día festivo en EE.UU., Obama no tenía ninguna actividad en su agenda pública, pero tras conocerse este domingo el primer caso de contagio por ébola ocurrido dentro del país, el de una trabajadora sanitaria de Dallas (Texas), el mandatario recibirá una actualización de la situación en el Despacho Oval.

La reunión será a puerta cerrada, no se prevén declaraciones de Obama y únicamente los fotógrafos podrán acceder al comienzo para tomar imágenes, de acuerdo con la Casa Blanca.

La mujer contagiada de ébola en Dallas, que ha sido identificada por su familia como la enfermera Nina Pham, está "clínicamente estable", dijo hoy el director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC) de EE.UU., Thomas Frieden, en una conferencia de prensa.

Frieden también afirmó que a raíz de este contagio Estados Unidos debe "repensar" el modo en el que "aborda" el control del ébola en su propio territorio, ya que la infección de Pham es "inaceptable".

De 26 años, Pham fue una de las enfermeras que atendió en el hospital presbiteriano de Dallas a Thomas Eric Duncan, el primer caso de ébola diagnosticado en EE.UU. y que falleció el pasado miércoles.

Las autoridades de EE.UU. continúan este lunes investigando qué pudo pasar para que la enfermera se infectara.

Durante su contacto con Duncan la mujer llevaba el traje de protección requerido, con bata, guantes y máscara, pero "en algún momento hubo un fallo en el protocolo" de seguridad, según sostuvo el domingo Frieden.

También ayer, Obama ordenó que se realice "lo más pronto posible" una investigación del "aparente" fallo en los protocolos de control de infecciones del hospital afectado