WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, condenó hoy el 'horrendo ataque terrorista' ocurrido en Niza (Francia), que dejó más de 70 muertos y un centenar de heridos durante la celebración de la Fiesta Nacional del 14 de julio.

"Hemos ofrecido a las autoridades francesas toda la ayuda que necesiten para investigar este ataque y llevar a sus responsables ante la Justicia", dijo Obama en un comunicado.