WASHINGTON, EE.UU.- El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó este lunes al término de la cumbre entre su país y la Unión Europea que EE.UU. 'está dispuesto a hacer su parte' para resolver la crisis de la deuda en Europa.

En declaraciones junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, Obama insistió en que hacer frente a la crisis es "enormemente importante" para EE.UU., pues si la economía europea se contrae "es más difícil crear puestos de trabajo" en EE.UU