WASHINGTON, EE.UU.- El presidente estadounidense, Barack Obama, transmitió este miércoles sus condolencias y solidaridad al mandatario francés, Nicolás Sarkozy, por los ataques mortales en Touluse a tres soldados galos, tres niños y un profesor de una escuela judía, según un comunicado de la Casa Blanca.

En una llamada telefónica realizada desde el avión presidencial Air Force One, Obama "expresó su solidaridad al presidente Sarkozy, al Gobierno y al pueblo francés" por el "trágico y no provocado ataque que ha dejado siete muertos" en distintos tiroteos.

El presidente Obama recibió positivamente las acciones tomadas por las autoridades francesas "en la identificación y localización de un sospechoso de los asesinatos y por los esfuerzos para prevenir nuevos actos de violencia".

Según el comunicado de la Casa Blanca, "el pueblo estadounidense está hombro con hombro con nuestros aliados franceses y amigos en estos momentos difíciles".

Del mismo modo, la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, expresó hoy las condolencias a los familiares de las víctimas del ataque y alabó el trabajo de la policía francesa para detener al sospechoso, que fue identificado como Mohamed Merah.

El sospechoso, francés de origen argelino y de 23 años de edad, asegura que tiene la misión de Al Qaeda de atentar en Francia por la situación en Palestina, la intervención gala en Afganistán y la política de París respecto al velo islámico