SANTIAGO, Cuba.- El arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio Guillermo García Ibáñez, pidió este lunes ayuda al papa para que el pueblo cubano busque la solución a sus problemas nacionales por medio de "la misericordia, el diálogo, el respeto y la reconciliación".

"Ayúdenos Santo Padre a que este pueblo no tema en hacer realidad el deseo de todos de buscar la solución a nuestros problemas nacionales por medio de la misericordia, el diálogo, el respeto y la reconciliación", dijo el prelado en el saludo que dirigió al papa al inicio de la misa que oficia en la plaza "Antono Maceo", de Santiago de Cuba.

García Ibáñez aseguró que "recelan" de "toda injerencia foránea en nuestros asuntos" que están comprometidos en lograr con esperanza y decisión una república "próspera, incluyente y participativa, con todos y para el bien de todos".

El religioso destacó que el Pontífice llegó a Cuba como "un peregrino de la Caridad", la patrona de la isla de la que se cumplen el 400 aniversario de su hallazgo, e hizo una radiografía de los cubanos, afirmando que es "necesario" superar todas las barreras que los separan entre sí.

García Ibáñez denunció que a lo largo de la corta historia de Cuba sus habitantes llegaron a enfrentarse entre sí, "lo que hace sufrir a todos, hiere la dignidad, no beneficia a nadie y dificulta el verdadero desarrollo material y espiritual" del pueblo.

"Es necesario superar todas las barreras que separan a los cubanos entre sí", aseguró.