Algunos internautas criticaron en redes sociales los posibles efectos negativos de esta política, que podría fomentar el contagio voluntario o la falsificación de pruebas positivas.

Pekín.- Un barrio de la ciudad nororiental de Dalian ofrece a los residentes que den positivo en una prueba de antígenos de la covid-19 e informen de ello una recompensa de 2,000 yuanes (288 dólares, 288 euros), recogieron en las últimas horas medios locales.

Un vídeo filmado el pasado domingo y distribuido por la plataforma de noticias Yidian Zixun muestra unos trabajadores sanitarios en un vecindario de Dalian anunciando por un altavoz a sus residentes que aquellos cuya prueba de antígenos dé positivo recibirán una recompensa.

La ciudad portuaria, de más de siete millones de habitantes, se halla lidiando con un rebrote de covid que dejó este lunes dos nuevos casos sintomáticos y 85 asintomáticos.

Las autoridades han decretado confinamientos parciales en algunas zonas de la ciudad y campañas masivas de pruebas PCR, en línea con la política china de "cero covid".

Desde el pasado marzo, las autoridades locales de ciudades chinas en las que se registran rebrotes recurren en ocasiones al reparto entre los habitantes de barrios afectados de pruebas de antígenos, las cuales no se hallan normalmente a la venta a la población.

Los resultados de las pruebas de antígenos, al contrario que las normalmente utilizadas pruebas PCR, no se vuelcan en una base de datos centralizada y las autoridades dependen de la sinceridad de los residentes para recabar la información.

La política china de "cero covid" incluye asimismo el aislamiento de todos los positivos y sus contactos cercanos en hospitales o instalaciones a tal efecto, suerte que correrían los que informasen de su contagio.

Algunos internautas criticaron en redes sociales los posibles efectos negativos de esta política, que podría fomentar el contagio voluntario o la falsificación de pruebas positivas.

No es la primera vez que un gobierno local recurre a incentivos económicos para localizar a posibles contagiados: localidades de la provincia de Hebei (norte) y de Fujian (sureste) han recompensado en los últimos meses a vecinos por dar pistas sobre posibles infectados.

El pasado diciembre, la ciudad nororiental de Harbin anunció que los habitantes que se hiciesen un test de ácido nucleico para el coronavirus y diesen positivo recibirían una recompensa de 10.000 yuanes (1.440 dólares, 1.442 euros)

China ha sufrido en los últimos meses oleadas de rebrotes atribuidas a la variante ómicron que han provocado cifras récord de contagios no vistas desde el inicio de la pandemia en la primera mitad de 2020.

Según las cuentas oficiales, desde el inicio de la pandemia, se infectaron 245.367 personas en el país, entre las que 233.915 han logrado sanar y 5.226 fallecieron, aunque la cifra total de infectados excluye a los asintomáticos.