REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Una estudiante de 12 años de la escuela Comercial n.° 13 de Villa Ballester en Argentina, puso matarratas en la botella de agua del profesor Miguel Ángel Porro, quien terminó interno en cuidados intensivos.

La niña cometió el hecho para vengarse de haber sido reprobada, informa la prensa local.

Además, la joven dejó un comentario desafortunado en Facebook que decía: "jaja está en terapia intensiva... ojalá que se mueraaaaaaaaaaaaaa".

http://youtu.be/wZW03LDr9WM