El pronóstico indica que la localidad de Lytton, con poco más de 250 habitantes, en la zona interior de la provincia de la Columbia Británica, alcanzará este miércoles una temperatura máxima de 42 grados °C, tras haber registrado el martes 49,6 grados °C.

REDACCIÓN.- La ola de calor que desde el viernes ha causado más de un centenar de muertos en el oeste y noroeste de Canadá comenzó este miércoles a desplazarse hacia el interior del país, tras causar temperaturas récord.

El pronóstico indica que la localidad de Lytton, con poco más de 250 habitantes, en la zona interior de la provincia de la Columbia Británica, alcanzará este miércoles una temperatura máxima de 42 grados °C, tras haber registrado el martes 49,6 grados °C.

Desde el domingo, cuando llegó 47,9 grados °C, Lytton, que tiene poco más de 250 habitantes, ha batido todos los récords en el país.

Hasta ese día, la máxima temperatura documentada en Canadá había sido de 45 grados °C en 1937 en la provincia de Saskatchewan, al este de Columbia Británica.

Las autoridades de Columbia Británica explicaron el martes que las temperaturas extremas eran responsables de un aumento inusual de las muertes en los últimos días, hasta el punto de considerar la ola de calor como un riesgo superior al de la covid-19.

La directora forense de Columbia Británica, Lisa Lapointe, señaló que entre el 25 y el 28 de junio, coincidiendo con esta ola de calor, ha habido un exceso de cien muertes respecto a la media de fallecimientos en esta época del año.

En ese sentido precisó que el promedio de muertos entre esas fechas debería haber sido de 130, pero que se ha disparado a 233.

Mientras, el fenómeno, llamado "cúpula de calor", consistente en un cúmulo de aire caliente en las capas altas de la atmósfera que puede afectar la presión y los vientos, ha empezado su desplazamiento hasta el este, a las provincias de Alberta y Saskatchewan.

Alberta, que es vecina a Columbia Británica, ya ha empezado a registrar temperaturas récord para la provincia: La localidad de Grande Paririe, que ayer registró su máximo histórico con 40,2 grados °C, tiene previsto alcanzar hoy los 41 grados °C.

El Servicio Meteorológico de Canadá emitió este miércoles avisos de calor extremo en la vecina provincia de Saskatchewan y advirtió de que las condiciones de calor asfixiantes se mantendrán toda la semana y puede que persistan la próxima.

El desplazamiento de "la cúpula de calor" hacia el interior de Canadá está permitiendo la llegada de aire oceánico a la costa de Columbia Británica, que reducirá las temperaturas extremas.

El calor ha provocado que se multipliquen incendios forestales incontrolados en la provincia, incluido uno en los alrededores de Lytton.