En estos momentos las medidas sanitarias y sociales de prevención, como la mascarilla, el distanciamiento físico o el rastreo de casos sospechosos, siguen siendo muy importantes, aseguró Tedros. 

Ginebra.- La rápida expansión de la variante delta del coronavirus causante de la COVID-19, ya detectada en 98 países, está causando que la pandemia se encuentre en un momento "muy peligroso", advirtió hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Aunque en zonas como Europa la alerta se ha relajado por el descenso de casos, "en países con bajas tasas de vacunación sigue habiendo terribles escenas de hospitales saturados", señaló Tedros en rueda de prensa, tras afirmar que la variante delta, que primero se detectó en la India, "rápidamente se está haciendo dominante".

El experto etíope aseguró que en las actuales circunstancias "ningún país está completamente a salvo", dado que la variante delta, más contagiosa que las anteriormente detectadas, puede seguir mutando, por lo que "se requiere una constante evaluación y un cuidadoso ajuste de las medidas de sanidad pública".

En estos momentos las medidas sanitarias y sociales de prevención, como la mascarilla, el distanciamiento físico o el rastreo de casos sospechosos, siguen siendo muy importantes, aseguró Tedros.