Aseguró que “hay una ausencia de voluntad para crear corredores humanitarios y para dejar de atacar estructuras sanitarias” por parte de Rusia, que lanzó la invasión militar de Ucrania el pasado 24 de febrero.

Madrid.- La organización humanitaria Médicos del Mundo reclamó hoy, en el Día Mundial de la Salud, que se ponga fin a los ataques que sufre el personal y las infraestructuras sanitarias en la guerra de Ucrania, que han hecho colapsar el sistema de salud en el país.

Dicho colapso, unido a la grave carestía de medicamentos y recursos debida a la dificultad de crear corredores logísticos y humanitarios estables debido a los ataques rusos, ha hecho que la situación sanitaria en Ucrania sea cada vez más crítica.

“Todos los días recibimos llamadas de hospitales pidiendo ayuda de diferentes provincias de Ucrania. Necesitan medicamentos que son imposibles de conseguir ya a través de sus distribuidores”, explicó en un comunicado Olha Afanasieva, técnica de salud de Médicos del Mundo en Ucrania.

La situación del sistema se une a las duras condiciones en las que se encuentra el personal sanitario, ya que, al igual que el resto de la población ucraniana, está formado por refugiados y desplazados, que han tenido que continuar con sus trabajos para garantizar la vida y la salud de sus conciudadanos.

La prestación sanitaria se está volviendo cada vez más compleja, ya que en algunas ciudades la población se ha duplicado por la llegada de desplazados, por lo que la atención sanitaria y los recursos disponibles son insuficientes.

“Hablamos de personas que no quieren ir a los centros de salud porque puede ser peligroso y hablamos de situaciones que no son aceptables, como mujeres dando a luz en condiciones que no son dignas”, explicó Jesús Cruz, coordinador de Médicos del Mundo en la emergencia en Ucrania.

La organización sanitaria, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud, reiteró la necesidad de un cese inmediato de las hostilidades y de los ataques contra la población e infraestructuras civiles, sobre todo las sanitarias.

También insistió en la necesidad de crear mecanismos para distribuir medicamentos y recursos sanitarios por todo el territorio ucraniano, aunque aseguró que “hay una ausencia de voluntad para crear corredores humanitarios y para dejar de atacar estructuras sanitarias” por parte de Rusia, que lanzó la invasión militar de Ucrania el pasado 24 de febrero.