El pasado sábado un sismo de magnitud 7,2 sacudió Haití y dejó 1,419 fallecidos y 6.900 heridos, según el reporte más reciente de las autoridades del país caribeño.

Naciones Unidas.- Naciones Unidas ha destinado 8 millones de dólares en ayuda humanitaria de emergencia para los afectados del terremoto que dejó al menos 1,419 muertos y miles de damnificados en Haití, aseguró este martes su secretario general, António Guterres.

Guterres relató en un comunicado que el sismo destruyó o dañó miles de casas, así como hospitales, colegios, iglesias, puentes y carreteras, y remarcó que "las necesidades humanitarias continúan aumentando en Haití".

"El equipo de la ONU sobre el terreno está trabajando con el Gobierno para ayudar a garantizar que la ayuda humanitaria y el personal pueda llegar a las personas necesitadas", apuntó el secretario general de la ONU, antes de señalar que equipos para la evaluación y la coordinación de desastres están de camino al país.

El diplomático portugués precisó que los 8 millones de dólares se han dedicado a proporcionar ayuda sanitaria esencial, agua potable, refugios de emergencia y saneamiento.

Según Guterres, las últimas localidades en recibir ayuda han sido Les Cayes, Jérémie y Nippes, en el suroeste haitiano.

"Continuaremos ampliando nuestra respuesta a las áreas más afectadas, a pesar de que la tormenta tropical Grace se acerca a Haití con una amenaza de fuertes lluvias e inundaciones repentinas", apuntó el jefe de la ONU, que instó a todos los países a apoyar al país caribeño para evitar "un desastre humanitario".

Por último, Guterres prometió continuar apoyando a los haitianos para salir de la crisis.

"Tengo un mensaje para el pueblo de Haití: no están solos. Estaremos a su lado y los apoyaremos en cada paso para salir de esta crisis", dijo.

El pasado sábado un sismo de magnitud 7,2 sacudió Haití y dejó 1,419 fallecidos y 6.900 heridos, según el reporte más reciente de las autoridades del país caribeño.

También hay miles de damnificados y actualmente los hospitales del suroeste de Haití están al límite. Ante esta situación, varios países de la región se han volcado en el envío de ayuda para el país.