Algunos de los manifestantes detenidos arbitrariamente se enfrentan a penas de entre siete y 25 de años prisión.

SUIZA.- Las autoridades de Rusia han detenido desde el inicio de la invasión a Ucrania, el 24 de febrero, a 6.400 manifestantes pacíficos que protestaban contra la guerra en ciudades rusas, denunció hoy la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos.

Algunos de los manifestantes detenidos arbitrariamente se enfrentan a penas de entre siete y 25 de años prisión, explicó la portavoz de esta oficina de las Naciones Unidas, Liz Throssell, en una rueda de prensa desde Ginebra

Añadió que, según los informes recibidos por la oficina que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet, se produjo un uso innecesario y excesivo de la fuerza por parte de la policía durante y después de las detenciones.

"Subrayamos que la detención de personas únicamente por ejercer sus derechos de reunión pacífica y libre expresión constituye una privación arbitraria de la libertad", dijo Throssell, quien pidió la liberación inmediata de estos manifestantes en Rusia.

La portavoz señaló que otras 744 personas han sido detenidas recientemente en Bielorrusia, entre ellos algunos manifestantes contra la guerra y el régimen de Alexander Lukashenko, y también pidió la liberación de estos arrestados.