NACIONES UNIDAS.- La Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos en Oriente Próximo (UNRWA, por su sigla en inglés) pidió este viernes a los principales países emergentes que aporten 75 millones de dólares para compensar un recorte presupuestario que pone en peligro el buen funcionamiento del organismo.

"El recorte presupuestario proyectado para 2012 es de 75 millones de dólares", afirmó el comisionado general de la UNRWA, Filippo Grandi, quien hizo un llamamiento a los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para que donen esa cantidad "necesaria para acabar el año".

Grandi detalló durante una conferencia de prensa en la sede de la ONU que la UNRWA necesitan esos fondos "para que las escuelas y clínicas de salud sigan funcionando", y detalló que están manteniendo conversaciones con diversos donantes para poder suplir esos recortes.

El responsable del organismo se refirió en concreto a Brasil, y confió en que el país se convierta "en un donante tradicional, es decir, que contribuya todos los años".

"Creemos que, debido a su creciente importancia en los ámbitos económico y político y a sus intereses estratégicos en Oriente Medio, zona con la que cada vez está más involucrado, Brasil puede jugar un papel muy significativo, también como líder de otros países latinoamericanos", señaló Grandi.

El comisionado aludió asimismo a China, país al que pidió un mayor compromiso financiero.

"China no figura entre los principales donantes de la UNRWA, y deseo que, como destacado representante de los países BRICS que es, pueda acompañar su eficaz apoyo político con contribuciones económicas", apostilló.

Preguntado acerca de la posible implicación del casi medio millón de refugiados palestinos en los recientes disturbios acaecidos en Siria, Grandi aseguró que no conoce ningún caso y que espera que la situación continúe así.

"Es muy importante que los palestinos se mantengan aislados y al margen del conflicto", concluyó Grandi