Dicho memorando fue suscrito por Blyde, de parte de la oposición, y por Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento y jefe de la delegación del Gobierno venezolano.

CARACAS.- Los delegados de la oposición en el proceso de negociación con el Gobierno de Venezuela en México manifestaron el compromiso "irrenunciable" para lograr un pacto de convivencia democrática, que permita "elecciones libres, justas y verificables".

"Tenemos el compromiso irrenunciable de hacer todo lo necesario para que logremos un acuerdo integral que le dé a nuestro pueblo un pacto de convivencia democrática que nos devuelva el derecho a tener elecciones libres, justas y verificables", dice un comunicado firmado por los delegados de la oposición en México.

En el texto, los opositores agregan que "Venezuela debe ser la tierra donde cada quien vea lo que quiere ver, diga lo que quiera decir y haga lo que quiera hacer; donde cada quien sea dueño de su persona, libre de sus actos y disponga de los frutos de su trabajo".

El comunicado fue firmado por Gerardo Blyde, coordinador de la delegación de la oposición, Luis Aquiles Moreno, Luis Emilio Rondón, Tomás Guanipa, Carlos Vecchio, Mariela Magallanes, Stalin González, Roberto Enríquez y Claudia Nikken.

Las negociaciones entre el Gobierno y la oposición que buscan una salida a la crisis política y social del país arrancaron este viernes en la capital de México con la firma de un memorando de entendimiento.

Dicho memorando fue suscrito por Blyde, de parte de la oposición, y por Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento y jefe de la delegación del Gobierno venezolano.

Ambas delegaciones mostraron su disposición a "acordar las condiciones necesarias para que se lleven a cabo los procesos electorales consagrados en la Constitución con todas las garantías y entendiendo la necesidad de que sean levantadas las sanciones internacionales".

La agenda del diálogo incluye la negociación sobre "derechos políticos para todos", garantías electorales y un cronograma electoral para elecciones observables, el levantamiento de las sanciones, respeto al Estado Constitucional de Derecho, así como la convivencia política y social y la renuncia a la violencia.

También la reparación de las víctimas de la violencia, protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo venezolano y garantías de implementación, seguimiento y verificación de lo acordado.