WASHINGTON, EE.UU.- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció este miércoles que está colaborando con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el estudio de cuatro casos de parálisis en pacientes que se recuperan del cólera, y espera descartar próximamente que la poliomielitis sea la causa.

El organismo con sede en Washington, que también colabora en la investigación con el Ministerio de Salud de Haití y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), está a la espera de los resultados de laboratorio para esclarecer las causas de la parálisis, informó hoy en un comunicado.

El origen al que apunta el grupo de expertos, que incluye toxicólogos, es una posible contaminación en un hospital o en el hogar de la medicación, los alimentos u otra fuente que haya podido causar las cuatro parálisis, registradas en pacientes de Port-de-Paix.

Los expertos, que en un principio pensaron en la poliomielitis, la ven ahora como "una posibilidad remota", dadas las características clínicas y epidemiológicas de los casos.

"En términos sencillos, la poliomielitis no produce una tasa de mortalidad elevada", explicó la OPS, que subrayó que, sin embargo, aún no se ha descartado completamente esa posibilidad.

El equipo está además tomando muestras de las comunidades afectadas por el cólera en el área y que puedan desarrollar la enfermedad, según el comunicado.

El número de fallecidos por la epidemia de cólera en Haití se eleva a 3.889, según el más reciente informe dado a conocer el pasado 19 de enero por el Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP) del país.

El origen de la epidemia aún no está claro en la nación más pobre del hemisferio occidental, aunque un estudio francés asegura que se produjo por el vertido de heces fecales a un río desde un campamento de soldados nepalíes miembros de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), lo que será investigado por la ONU