"Teníamos grandes grupos de jóvenes caminando por el centro de la ciudad en esta fecha y creemos que es dentro de ese grupo donde se produjo el tiroteo", dijo.

EE.UU.- Un tiroteo se registró la noche del pasado sábado, en el que seis personas recibieron disparos, y dos de ellas sufrieron heridas con riesgo de muerte, en Chattanooga, ciudad de Tennessee, según informó la policía.

Los agentes que patrullaban la zona oyeron disparos poco después de las 23:45 horas en la calle Cherry y llegaron a una escena de "múltiples participantes que intercambiaban disparos y numerosas personas que huían de la zona", dijo la policía.

De acuerdo con el sargento de policía Jeremy Eames, varias víctimas de los disparos fueron llevadas a un hospital para recibir atención. Se espera que cuatro sobrevivan, mientras que dos tienen heridas que ponen en peligro su vida, afirmó. La mayoría de los que recibieron los disparos eran adolescentes o tenían poco más de 20 años, añadió.

"Teníamos grandes grupos de jóvenes caminando por el centro de la ciudad en esta fecha y creemos que es dentro de ese grupo donde se produjo el tiroteo", dijo. La policía indicó que detuvieron al menos a una persona en relación con el tiroteo.

Patrick Hickey, que conducía para Uber y Lyft el sábado por la noche, dijo a CNN que estaba estacionado en su lugar habitual esperando otro viaje cuando escuchó al menos dos docenas de disparos. Hickey trabaja como bombero voluntario, por lo que entró en acción.

"Ayudé a dos víctimas, una de ellas con una herida en la cabeza", dijo Hickey. "No podía correr en otra dirección ni alejarme sabiendo que había muchas personas heridas".

Una de las víctimas acabó en la acera cerca de su automóvil, así que él tomó una camisa de su vehículo y aplicó presión sobre la herida, señaló.

"(La gente) gritaba pidiendo ayuda, los familiares de las víctimas también estaban allí", dijo. "La policía intentaba que todo el mundo volviera para poder ayudar a las víctimas. Fue un caos durante un minuto".

Hickey añadió que este domingo por la mañana se dio cuenta de que sus zapatos tenían sangre de una de las víctimas.

"Tengo la bendición de poder volver a casa con mi familia ileso, pero fue una situación muy aterradora", dijo Hickey en una publicación de Facebook. "Por favor, abracen a su familia de forma extra porque esto se está convirtiendo en algo común en Estados Unidos".

En lo que va del año hubo 221 tiroteos masivos, según el Gun Violence Archive. Un tiroteo masivo se define como un incidente con al menos cuatro personas heridas de bala, excluyendo a cualquier atacante. El tiroteo también se produce días después de que un hombre de 18 años utilizara un rifle AR-15 adquirido legalmente para matar a 19 niños y dos profesores en una escuela primaria de Uvalde (Texas), lo que vuelve a plantear la cuestión de si este tipo de armas deberían estar disponibles legalmente.