La confirmación oficial se produjo a los pocos instantes con el anuncio de la disolución del Parlamento por parte del presidente de Pakistán, Arif Alvi, precedida de una solicitud de Khan para convocar elecciones anticipadas en el país.

Islamabad.- Pakistán disolvió este domingo la Cámara baja y anunció elecciones anticipadas minutos antes de que el primer ministro, Imran Khan, se enfrentase a una moción de censura clave para la continuidad de su mandato, avivando las tensiones políticas después de que la oposición tachase la decisión de "alta traición".

El vicepresidente de la Asamblea Nacional (Cámara Baja), Qasim Suri, afirmó que la moción de censura iba en contra del artículo 5-A de la Constitución, que se refiere a la lealtad de todo ciudadano paquistaní con el Estado, por lo que se vio obligado a desestimarla minutos antes de que se llevase a cabo la votación.

La confirmación oficial se produjo a los pocos instantes con el anuncio de la disolución del Parlamento por parte del presidente de Pakistán, Arif Alvi, precedida de una solicitud de Khan para convocar elecciones anticipadas en el país.

TORMENTA POLÍTICA

La decisión de tumbar a último momento la moción de censura desató una tormenta política entre los partidos de la oposición, que aseguraban contar con suficientes votos para derrocar a Khan y calificaban lo sucedido de "alta traición".

El principal líder de la oposición, Shehbaz Sharif, que había sido elegido candidato para sustituir a Khan como nuevo primer pidió al Tribunal Supremo que actúe ante lo que considera una "violación flagrante y descarada de la Constitución".

También el presidente del opositor Partido Popular de Pakistán (PPP), Bilawal Bhutto, aseguró que el gobierno "ha violado la Constitución" al impedir la votación y llamó a todas las instituciones "para que protejan, mantengan, defiendan e implementen la Constitución de Pakistán".

Los partidos de la oposición, que registraron la petición de moción de censura el pasado 8 de marzo, al parecer disponían de los apoyos necesarios que Khan perdiera la confianza de la Asamblea Nacional, en la que la formación gobernante Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI) tiene 179 parlamentarios en la cámara de 342 diputados y la oposición contaba con 162 miembros. A Khan le bastaban 172 apoyos.

TODO PUEDE CAMBIAR

Sin embargo, las tornas de esta partida pueden volverse de nuevo en contra Khan si el Tribunal Supremo, que iniciará mañana una investigación, considera que la batería de decisiones llevadas a cabo hoy se han realizado en el marco de legalidad o si, por el contrario, se invalidan.

"El Tribunal formó un banco de tres miembros con el presidente del Tribunal Supremo en la silla" y emitido avisos a todos los interesados para analizar lo ocurrido, indicó a los medios el ex ministro de Justicia, Fawad Chaudhry.

En este sentido, "si el tribunal revierte los procedimientos de hoy, la Asamblea Nacional permanecerá intacta y se realizará una moción de censura que decidirá sobre el destino del primer ministro, Imran Khan”, explicó a Efe Faisal Chaudhry, abogado de la Corte Suprema.

Pero de ser legal la jugada, el país volvería a las urnas de manera anticipada en un plazo de 90 días desde su convocatoria.

"Si el tribunal da un veredicto a favor de lo ocurrido hoy, las elecciones se realizarán dentro de 90 días bajo un gobierno interino", que en un principio estará formado "con las consultas de los principales partidos políticos e Imran Khan seguirá siendo el primer ministro del país", precisó el abogado.

"Por el momento, esto ha creado una crisis constitucional" apuntó Chaudhry frente a este panorama inconcluso que se espera esclarecer en los próximos días.

MANDATO INCABADO

La moción de censura contra Khan ponía en la cuerda floja su mandato, que debía concluir en el verano de 2023, y de ponerse fin de forma prematura, se sumaría a la lista de los 22 primeros ministros que ha tenido Pakistán en su historia y que jamás han completado su ciclo.

Khan afirmó en los últimos días que esta moción de censura forma parte de una conspiración dirigida por un gobierno extranjero tras su acercamiento a Moscú durante la invasión de Ucrania.

En un mensaje previo a la nación esta semana, que de manera inusual se transmitió en vivo, Khan aseveró que la misiva fue recibida el 7 de marzo de parte de un gobierno extranjero, que evitó nombrar, aunque en un aparente error hizo referencia a Estados Unidos. Washington ha negado las acusaciones.

Sin embargo, Estados Unidos ha negado las afirmaciones diciendo que "no hay verdad en esas acusaciones".

La decisión hoy del Parlamento de no permitir la votación de la moción de censura según el artículo 5-A de la Constitución, que se refiere a la lealtad de todo ciudadano paquistaní hacia el Estado, se basa en esas acusaciones.