Panamá declaró el pasado 24 de mayo una alerta sanitaria por la viruela símica y el 5 de julio reportó su primer caso en un hombre de 30 años que solo presentaba fiebre, según se informó entonces.

REDACCIÓN.-  Las autoridades sanitarias de Panamá dijeron este miércoles que se detectaron 11 nuevos casos de viruela símica, con lo que se eleva a 110 el acumulado total de contagios en el país.

Los nuevos casos de viruela símica o mpox, 28 de los cuales se encuentran activos, fueron detectados en la semana del 18 al 25 de enero, señaló un comunicado del Ministerio de Salud de Panamá (Minsa).

Las muestras fueron enviadas al Instituto Conmemorativo Gorgas dando positivo por viruela símica, mientras que los equipos de salud regionales buscan determinar los contactos estrechos para ofrecerles vacunación contra la viruela símica con la finalidad de cortar la cadena de transmisión del virus y la propagación de la enfermedad.

Hasta este miércoles 23 de enero se han aplicado 70 dosis de vacuna, de ellas 60 primeras dosis y 10 segunda dosis.

La entidad sanitaria detalló igualmente que de estos 110 casos, han resultado positivo 108 hombres y 2 mujeres, los cuales están en un rango de edad entre los 19 a 59 años.

El Minsa precisó que un total de 22 pacientes se encuentran aislados en casa y otros 6 en instalaciones de salud, mientras que 82 ya han completado su confinamiento.

La entidad recordó que la viruela símica se contagia de persona a persona por lesiones cutáneas de un infectado, fluidos respiratorios y corporales, y también a través de la ropa infectada o de alguna superficie que haya tenido contacto con las lesiones.

También recomendó mantener estilos de vida saludable y evitar el contagio a través del sexo seguro.

Panamá declaró el pasado 24 de mayo una alerta sanitaria por la viruela símica y el 5 de julio reportó su primer caso en un hombre de 30 años que solo presentaba fiebre, según se informó entonces.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el pasado 28 de noviembre que rebautizará la viruela del mono con el nombre de mpox, para evitar comentarios racistas o estigmatizadores como los que han circulado en internet este año en torno al brote global de esta enfermedad.