ANKARA.- El papa Francisco rechazó la 'mera respuesta militar' contra el terrorismo en Siria e Irak aunque recordó que es 'lícito detener al agresor injusto', en un discurso ante las autoridades de Turquía, donde hoy comenzó una visita oficial.

"Reiterando que es lícito detener al agresor injusto, aunque respetando siempre el derecho internacional, quiero recordar también que no podemos confiar la resolución del problema a la mera respuesta militar", dijo el pontífice.

Bergoglio recordó que en Siria e Irak "la violencia terrorista no da indicios de aplacarse" y que en ambos casos "se constata la violación de las leyes humanitarias más básicas".