Señalaron además que se está velando por el cumplimiento de los derechos fundamentales del expresidente para evitar que se ejecuten ordenes fuera del contexto.

Tegucigalpa.- "Para seguir el proceso legal correspondiente y defender su inocencia", el expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández (2014-2022) ha expresado "su compromiso de entregarse de forma voluntaria ante las acusaciones que le ha hecho EE.UU. de narcotráfico, informaron este martes sus abogados.

La defensa "está a la espera de la decisión que tome el juez natural conforme a lo que establece la Constitución de la República, el tratado suscrito por Honduras referente a la extradición y las leyes nacionales", indicaron los profesionales en un comunicado.

Señalaron además que se está velando por el cumplimiento de los derechos fundamentales del expresidente para evitar que se ejecuten ordenes fuera del contexto y del ámbito del juez natural, lo que significaría una violación a sus derechos humanos.

El Supremo designó este martes al magistrado Edwin Ortéz para estudiar la causa de Hernández, quien, según sus defensores, permanece en su residencia de Tegucigalpa.

Los abogados recordaron que en los pasados 32 procesos de extradición que se han ventilado en el Supremo, en los últimos ocho años, y siguiendo lo que establece el auto acordado aprobado por el poder Judicial, para estos casos, "el proceso de extradición se ventila en dos audiencias".

"En la primera se comunica al pedido en extradición los cargos que se le acusa, y un mes después se desarrolla la audiencia de presentación de pruebas. Posteriormente se espera la resolución judicial que puede ser emitida en un período que el juez considere oportuno, que en el pasado ha sido de 2 a 3 meses más. Frente a la resolución cabe un recurso de apelación", subraya el comunicado.

Estados Unidos solicitó el lunes a la Cancillería de Honduras el "arresto provisional" de Hernández "con el propósito de extradición" a ese país.

El exgobernante, que dejó el cargo el 27 de enero pasado, después de gobernar durante ocho años, confirmó hoy ser objeto de una petición de captura con fines de extradición hecha por las autoridades de Estados Unidos y dijo que está "presto y listo para colaborar".

"Son las 5 y 44 de la mañana (11.44 GMT), les mando un mensaje a todos los que me han acompañado con sus oraciones, con sus buenos deseos, muchísimas gracias", comenzó diciendo Hernández en un mensaje grabado, presuntamente desde su casa en Tegucigalpa.

"No es un momento fácil, a nadie se lo deseo, pero también el propósito de este mensaje es que la Policía Nacional, a través de mis apoderados, ha recibido ya el mensaje que estoy presto y listo para colaborar y llegar voluntariamente con su acompañamiento en el momento que el juez natural que designe la honorable Corte Suprema de Justicia así lo decida, para poder enfrentar esta situación y defenderme", expresó Hernández.