El acuerdo se anunció hoy después de que este miércoles el líder del PP, el conservador Pablo Casado, ofreciera en el Congreso al presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, renovar de inmediato todos los órganos constitucionales pendientes, como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo, salvo el CGPJ.

Madrid.- Socialistas del PSOE y conservadores del PP, las dos fuerzas parlamentarias mayoritarias de España, alcanzaron este jueves un acuerdo para la renovación de los miembros del Tribunal Constitucional y otros órganos del Estado, aunque no del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), un asunto pendiente y polémico.

La nueva composición será votada por el Congreso y el Senado previsiblemente la semana del 25 de octubre, después de meses de tira y afloja entre el gobernante Partido Socialista (PSOE) y el opositor Partido Popular (PP).

Ambas partes destacaron que las personas que formarán parte de estos órganos en la nueva etapa serán de "reconocido prestigio y de consenso" y se darán a conocer en los próximos días.

El acuerdo se anunció hoy después de que este miércoles el líder del PP, el conservador Pablo Casado, ofreciera en el Congreso al presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, renovar de inmediato todos los órganos constitucionales pendientes, como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo, salvo el CGPJ.

En el caso del Tribunal Constitucional, hace ya casi dos años que concluyó el mandato de cuatro de sus doce magistrados, mientras que la renovación del Defensor del Pueblo sigue pendiente desde hace más tiempo, julio de 2017.

No obstante, fuentes del Gobierno dejaron claro que este acuerdo no significa que renuncie a renovar el CGPJ, así que los socialistas lo seguirán intentando con el PP.

Tras casi tres años en funciones, la renovación del Poder Judicial sigue bloqueada por discrepancias sobre asuntos como la elección de sus miembros, en medio de rifirrafes políticos frecuentes.

Los conservadores proponen que los jueces puedan designar directamente a la mayoría de los vocales del Consejo, pero los socialistas rechazan cambiar las normas con el proceso de renovación iniciado.

El PSOE defienden que siga siendo el Parlamento, sede de la soberanía nacional, quien elija en última instancia a los veinte vocales del CGPJ. Los doce de extracción judicial, recuerdan los socialistas, son designados ya de una lista que remiten al Congreso y al Senado los jueces y magistrados.

Los socialistas, que disponen de 120 de los 350 diputados del Congreso, gobiernan en coalición con los izquierdistas de Unidas Podemos (35 escaños), mientras que el PP es el primer partido de la oposición (88 parlamentarios).