Se trata de Hobby Bingham, quien tras ser encarcelado por contacto sexual con una menor declaró identificarse como mujer y decidió llamarse Andrómeda Love.

REDACCIÓN.- Un pedófilo que se proclamó mujer en el estado de Washington (EE.UU.), fue recluido en una prisión femenina, donde habría violado a una compañera de celda.

Se trata de Hobby Bingham, quien tras ser encarcelado por contacto sexual con una menor declaró identificarse como mujer y decidió llamarse Andrómeda Love.

Los prisioneros que allí se identifican como mujeres pueden ser admitidos en una cárcel femenina. Teóricamente, quienes se definen como transexuales deben presentar un argumento sólido para justificar su solicitud de reclusión en una cárcel de mujeres, pero de hecho los requerimientos son mínimos, explicó Scott Fleming, exguardia de la prisión, según el National Review.

Trasladado a una prisión femenina, fue encontrado allí sin ropa junto a su compañera de celda, Heather Lee Ann Trent. Debido a que en el sistema penitenciario todas las relaciones sexuales se consideran como no consentidas, Trent habría sido técnicamente violada.

Al cumplir su condena y salir de la cárcel, Bingham se cortó el pelo y empezó a hacerse llamar de nuevo como hombre.

Según Fleming, el personal carcelario se desentendió de la supuesta violación, sin aplicar peritajes ni presentar un informe del incidente. El exguardia consideró que "fue muy irresponsable por parte del estado ponerlos juntos en una misma celda".