El

vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dijo este miércoles durante la Convención

Nacional Republicana que la violencia en las calles de Kenosha (Wisconsin), el

último foco de protestas raciales, tiene que "cesar".


"Déjenme

ser claro: la violencia tiene que cesar, ya sea en Mineápolis, Portland o Kenosha.

Tendremos ley y orden en las calles de EE.UU.", afirmó Pence.


El

vicepresidente aludió así a las protestas que han estallado en Kenosha después

de que un policía le disparara siete veces por la espalda al afroamericano

Jacob Blake, quien podría quedar tetrapléjico.


El

martes por la noche, durante las protestas, un miliciano de 17 años abrió fuego

contra los manifestantes, matando a dos y dejando a otro herido. El joven fue detenido

este miércoles.


Durante

su discurso, Pence aseguró que los estadounidenses saben que "no tienen

que elegir entre apoyar a las fuerzas policiales y apoyar a los vecinos

afroamericanos".


"Desde

los primeros día de este Gobierno, hemos hecho ambas cosas", añadió.


El

vicepresidente también insistió en la estrategia que han adoptado los

republicanos de acusar al candidato presidencial demócrata, Joe Biden, de

apoyar el movimiento que pide cortar fondos a los departamentos de Policía,

algo a lo que de hecho se ha opuesto.


"La

semana pasada (durante la Convención Nacional Demócrata), Joe Biden no dijo una

sola palabra sobre la violencia y el caos que sumerge a nuestras

ciudades", dijo el vicepresidente, quien aseguró que, de ganar, el

demócrata "redoblará las mismas políticas que han conducido a calles

inseguras y violencia en las ciudades de EE.UU."


"La

dura verdad es -dijo- que no estarán seguros en los EE.UU. de Joe Biden. Con el

presidente Trump, siempre apoyaremos a la Policía y no vamos a cortarles

fondos, ni ahora, ni nunca"


Los

jugadores de los Milwaukee Bucks, el equipo de la NBA de Wisconsin, decidieron

este miércoles no saltar a la cancha en protesta por los hechos de Kenosha,

provocando que la liga de baloncesto más importante del mundo cancelase todos

sus partidos.