Zamora Marroquín fue detenido el pasado viernes en su residencia, después de un allanamiento de casi 8 horas, y su primera declaración está programada para llevarse a cabo el próximo 8 de agosto.

REDACCIÓN.- El reconocido periodista guatemalteco José Rubén Zamora Marroquín, presidente del matutino El Periódico, ha sufrido de "mucho estrés" y también de "presión alta" en los seis días que lleva en prisión, pero pese a ello en las últimas horas se encuentra más "tranquilo".

Así lo aseguró su hijo, Ramón Zamora, durante un foro realizado este jueves en redes sociales entre comunicadores, donde defendió además la inocencia de su padre.

Zamora Marroquín, principal crítico del Gobierno que preside Alejandro Giammattei, fue detenido por las fuerzas de seguridad guatemaltecas el pasado 29 de julio en su residencia, acusado de lavado de dinero, intención de lavar dinero, tráfico de influencias y chantaje.

"Hoy lo pude ver", contó Ramón Zamora, y según su relato su padre ha sufrido en los últimos días de "una presión alta" de "entre 120 y 150", como le han comentado los asesores legales del periodista.

"Pero se ha negado mucho a ir a un hospital porque quiere enfrentar las cosas desde donde está", añadió el hijo del fundador de El Periódico, quien también trabaja para dicho medio.

Zamora Marroquín fue detenido el pasado viernes en su residencia, después de un allanamiento de casi 8 horas, y su primera declaración está programada para llevarse a cabo el próximo 8 de agosto.

La detención del periodista tuvo lugar 5 días después de que fueran publicadas fuertes críticas a varios funcionarios y exfuncionarios del Gobierno de Giammattei por corrupción, en una sección dominical del matutino.

El ingeniero de 66 años recibió en junio de 2021, de manos del rey de España, Felipe VI, el Premio al Medio de Comunicación Destacado de Iberoamérica, como parte de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España.

SOBRE LA ACUSACIÓN

Tras enterarse por el Ministerio Público de que la acusación en su contra tiene como base la declaración del exbanquero Rónald García Navarijo, que lo sindica de extorsionarlo por 25.000 dólares, Zamora Marroquín negó los cargos el miércoles en declaraciones a periodistas.

De igual forma, Ramón Zamora catalogó este jueves en el foro como "raro" el origen de la acusación de García Navarijo, quien fue acusado de corrupción por el Ministerio Público en 2016.

Las publicaciones de Zamora Marroquín y El Periódico en la última década evidenciaron cientos de actos de corrupción en el Gobierno de Otto Pérez Molina y su vicepresidenta, Roxana Baldetti (2012-2015), pero también en las administraciones de Jimmy Morales (2016-2020) y del actual mandatario Giammattei.

El miércoles, el Ministerio Público indicó que podría extender sus acusaciones a los abogados del periodista, por lo que Zamora Marroquín determinará en los próximos días si cambia de defensores.

El martes, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, dijo estar "preocupado" por el arresto del periodista, así como por las acciones legales que el Gobierno ha emprendido contra sus propios funcionarios de Justicia.

Zamora Marroquín se encuentra actualmente en la prisión del cuartel militar Mariscal Zavala, junto a docenas de exfuncionarios que el periodista acusó de corrupción con primicias informativas en las páginas de El Periódico, incluido el expresidente Pérez Molina (2012-2015).