Todos fueron tajantes a la hora de negar cualquier implicación en esfuerzos de este tipo cuando fueron interrogados por el legislador republicano Ralph Norman.

WASHINGTON.- Los directivos de las principales petroleras que operan en EE.UU., Exxon Mobil, Chevron, BP y Shell, negaron este jueves haber estado implicados en una supuesta campaña de desinformación para no reducir las emisiones contaminantes y adoptar otras medidas contra la crisis climática.

Los presidentes y directores ejecutivos de Exxon Mobil, Darren Woods; Chevron, Michael Wirth; BP America, David Lawler; y de Shell, Gretchen Watkins, comparecieron este jueves ante el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara Baja de EE.UU. sobre esa supuesta campaña que los demócratas aseguran que han llevado a cabo.

Todos fueron tajantes a la hora de negar cualquier implicación en esfuerzos de este tipo cuando fueron interrogados por el legislador republicano Ralph Norman.

Norman fue preguntando uno a uno cuánto tiempo llevaban ejerciendo sus puestos y si en ese intervalo habían aprobado cualquier campaña de desinformación, a lo que todos los directivos respondieron que no.

En paralelo, los cuatro responsables defendieron que sus empresas han desarrollado inversiones sustanciosas para evitar las emisiones contaminantes que generan el calentamiento global.

Wirth subrayó que los puntos de vista de su firma sobre el cambio climático han evolucionado a lo largo del tiempo y que "cualquier insinuación de que Chevron ha estado implicada en un esfuerzo de expandir desinformación y engañar al público en estos asuntos complejos es simplemente equivocada".

Destacó que en los últimos años el debate sobre la crisis climática se ha intensificado, mientras los avances tecnológicos se han acelerado y ha ido cambiando la visión de su compañía.

A lo largo de la sesión, los cuatro directivos detallaron los pasos adoptados por sus empresas para reducir las emisiones de carbono en la atmósfera.

Darren aseguró que las políticas de Exxon Mobil han estado guiadas por su "entendimiento de la ciencia".

"Hemos sido francos y transparentes sobre nuestro apoyo a los Gobiernos para aplicar políticas que sean efectivas respecto a los costes; y hemos logrado las mayores reducciones de emisiones al menor coste para nuestra sociedad", dijo Darren.

Por su parte, Watkins expresó su creencia en que el cambio climático es uno de los mayores retos en la actualidad, en respuesta a una pregunta de la presidenta del comité, la demócrata Carolyn Maloney, sobre si estaba de acuerdo con que el calentamiento global es una amenaza existencial.

"Por eso -agregó Watkins-, es por lo que en Shell estamos actuando para proporcionar productos con menos y nada de carbono a nuestros clientes".

En otro momento de la audiencia, la presidenta del comité preguntó a los directivos si se comprometerían a dejar de gastar dinero "directa o indirectamente" para oponerse a los esfuerzos para reducir las emisiones.

Ninguno de ellos respondió afirmativamente, aunque, al ser interpelado directamente por Maloney, el director ejecutivo de BP America indicó que su firma se compromete a "abogar por políticas de bajo carbono que ponen a la compañía y el mundo en (el objetivo de) cero carbono".