Hasta ahora, solo había registros de lo que encontraron los investigadores una vez entraron en la residencia.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los investigadores de Haití recuperaron la que sería la pieza clave para esclarecer cómo ocurrió el magnicidio a Jovenel Moise en la madrugada del 7 de julio.

Según el medio colombiano Revista Semana, se trata de la memoria de los equipos del circuito cerrado de televisión de la casa del presidente Moïse, la cual había sido robada el día del magnicidio. En las cintas de grabación, que son revisadas por los investigadores, están las imágenes de lo que sucedió esa noche.

Hasta ahora, solo había registros de lo que encontraron los investigadores una vez entraron en la residencia. “Lo encontramos acostado boca arriba, pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado. Vimos un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen”, relató el juez Carl Henry Destin.

El hallazgo de las cámaras y la confesión del exmilitar colombiano, que se encuentra capturado en una guarnición policial, se convirtieron en las principales pruebas que corroboran la primera hipótesis de la Policía de Haití, y es que un comando de mercenarios colombianos sí habría matado al primer mandatario. Las familias de los colombianos sostienen, por el contrario, que ellos no sabían de qué se trataba el trabajo que les esperaba en ese país.

Todavía no es claro qué habría ocurrido con el resto del grupo de retirados de nacionalidad colombiana que están detenidos o en fuga. El testigo aseguró que sí habría habido un plan de engaño inicialmente con algunos de ellos. Sin embargo, supuestamente, al llegar a Haití, todos al final terminaron involucrados y tendrán que responder penalmente ante la justicia de ese país.

Aún quedan muchas preguntas por resolver. Entre ellas establecer quiénes ordenaron el crimen. Hasta el momento la Policía continúa con las capturas y sigue buscando a los otros colombianos que supuestamente también participaron en el asalto a la casa presidencial dejando sin vida al presidente de los haitianos y al país en una enorme crisis política y social.

Hasta el momento, la comisión colombiana que viajó a Haití no ha podido tener contacto con los exmilitares detenidos. Mientras tanto, aún no se completan los trámites para repatriar los cuerpos de 3 militares retirados que murieron en medio de los hechos.

Fuente: https://www.semana.com