BOGOTÀ.- La Policía colombiana destruyó en la costa Pacífica del país un semisumergible dotado con modernas tecnologías y capacidad para transportar hasta ocho toneladas de cocaína, informó hoy la institución.

El semisumergible, de 12 metros de largo por 3,5 de ancho, podía albergar hasta cuatro tripulantes y había sido construido en acero y fibra de vidrio, con un potente motor a diesel como propulsor, informó la Policía en un comunicado.

Según la información, el artefacto estaba dotado con una planta eléctrica y un sistema de ventilación y oxigenación, sistema de posicionamiento global (GPS), giroscopio, sonar y seis tanques de oxígeno para emergencias.

El submarino, que estaba listo para ser despachado hacia Centroamérica con drogas, estaba en una zona rural de la ciudad de Tumaco, en el departamento de Nariño, bajo custodia del frente Daniel Aldana de la guerrilla de las FARC, agregó la información.

La Policía indicó que en el decomiso y destrucción participaron miembros de la Dirección Antinarcóticos apoyados por la Aviación de la Policía y un grupo de "comandos jungla", en coordinación con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), como parte de la operación "República 46 Fase XIV" contra el narcotráfico.

El artefacto había sido construido en un astillero improvisado en una zona de manglares de difícil acceso en el corregimiento Papayal, perteneciente a Tumaco.

Al desembarcar por vía aérea en la zona, los policías fueron recibidos con ráfagas de fusil, lo que dio lugar a un breve intercambio de disparos tras lo cual los encargados de vigilar el sector se dieron a la fuga.

Una fuente que ayudó a la Policía a llegar hasta el lugar indicó que el semisumergible, que tenía autonomía para navegar durante seis días, iba a ser cargado con seis toneladas de cocaína y sería interceptado en aguas internacionales cerca de Centroamérica