El juez Samuel A. Alito Jr. consideró que "una violación de las advertencias Miranda no constituye necesariamente una violación de la Constitución" por lo que no ven "justificación para expandir los derechos Miranda para conferir el derecho a demandar".

LOS ÁNGELES.- LaCorte Suprema de Estados Unidos dictaminó este jueves que los agentes de policía no pueden ser demandados en casos civiles por detenidos a los que no se les leyó los derechos a permanecer callado y tener un abogado, conocidos como las advertencias Miranda.

En opinión del alto tribunal, los agentes del orden no pueden ser demandados cuando no proporcionan las advertencia sobre el derecho a guardar silencio a un sospechoso porque las advertencias "no son derechos constitucionales en sí mismas".

Con una votación de 6 a 3, los jueces de la máxima corte fallaron a favor de Carlos Vega, un agente del Departamento del Alguacil de Los Ángeles (LASD, en inglés) que había sido demandado por Terence Tekoh, un sospechoso al que no le leyeron los derechos Miranda cuando lo interrogaba por una acusación de agresión sexual en 2014.

El juez Samuel A. Alito Jr. consideró que "una violación de las advertencias Miranda no constituye necesariamente una violación de la Constitución" por lo que no ven "justificación para expandir los derechos Miranda para conferir el derecho a demandar".

Por su parte, la jueza Elena Kagan dijo que la decisión "despoja a las personas de la posibilidad de buscar un remedio por violaciones al derecho reconocido en Miranda".

Para Brett Max Kaufman, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), el fallo "amplía aún más la brecha entre las garantías que se encuentran en la Constitución y la Declaración de Derechos y la capacidad de las personas para responsabilizar a los funcionarios gubernamentales".

ACLU había presentado un escrito a favor de Tekoh, quien fue interrogado por Vega por una supuesta agresión a una paciente en un hospital de Los Ángeles.

Vega dijo que Tekoh accedió a escribir una confesión completa pero este aseguró que el agente no le leyó las advertencias Miranda y le negó el derecho a llamar a un abogado.

La supuesta confesión de Tekoh se presentó como prueba en su juicio. Aun así, un jurado del Tribunal Superior de Los Ángeles lo declaró no culpable.

Después Tekoh demandó a Vega en un tribunal federal acusándolo de violar sus derechos al no informarle sobre las advertencias Miranda y obligarlo a confesar un delito.

Varias organizaciones policiales habían instado a la Corte Suprema a fallar a favor de Vega y proteger a los policías de ser demandados por el interrogatorio de posibles sospechosos.

Esta es la segunda vez que la Corte Suprema favorece a agentes de la ley este mes.

El pasado 8 de junio, los jueces fallaron a favor de los agentes de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. al opinar que no pueden ser demandados ante los tribunales federales en casos de supuestas violaciones constitucionales.

En la decisión, los jueces citaron sus preocupaciones porque una mayor exposición de los agentes a las demandas pueda afectar negativamente la seguridad nacional.