El ministro calificó la situación de "una gran alerta, una luz roja que nos indica que esto se está poniendo muy serio" y afirmó que, en los aproximadamente 25.000 controles llevados a cabo por las autoridades en medios de transporte últimamente se han impuesto 1.200 multas.

Cracovia.- El ministro polaco de Sanidad, Adam Niedzielski, informó este miércoles de incrementos de hasta el 100 % en el número de nuevas infecciones de covid con respecto a la semana pasada, lo que calificó de una "explosión pandémica" que obliga a "tomar medidas drásticas".

"Esta situación, si continúa, trastocará nuestras previsiones", dijo el ministro, el mismo día que se certificaron 5.559 nuevos contagios y 75 víctimas mortales en las últimas 24 horas.

Según Niedzielski, en adelante "la policía deberá poner multas en lugar de simplemente reprender a los ciudadanos que no cumplan con las restricciones".

El ministro calificó la situación de "una gran alerta, una luz roja que nos indica que esto se está poniendo muy serio" y afirmó que, en los aproximadamente 25.000 controles llevados a cabo por las autoridades en medios de transporte últimamente se han impuesto 1.200 multas.

Un portavoz de Sanidad alertó asimismo este miércoles del "relajamiento" que existe en la población con respecto al uso de mascarillas en lugares públicos cerrados, algo que, "a pesar de ser obligatorio, no todos cumplen" y "quienes lo ven, como los empleados de comercios , se resignan a aceptar".

Los medios polacos se hacen eco de la "ola de odio" contra el personal sanitario denunciado por el personal de este sector han denunciado. El profesor Krzystof Simon, miembro del Consejo Médico que asesora al primer ministro para la pandemia, requirió escolta policial por haber recibido amenazas de muerte.

En los llamados "sábados blancos" en los que se instalan puestos de vacunación ambulantes en pequeñas poblaciones del país, es frecuente observar cómo el personal sanitario y las instalaciones reciben protección policial debido a las agresiones, verbales y físicas, de los grupos anti vacuna.

La campaña de vacunación en Polonia lleva unos meses estancada y solo el 52 % de los polacos tiene la pauta completa de la vacunación contra la covid.

Las autoridades han detectado un descenso en el número de inscripciones, hacen continuos llamamientos para protegerse conta el virus e incluso se ha puesto en marcha una lotería nacional con premios para quienes se vacunen.