Paciente

Redacción.- Una de las dos esteticistas que depiló a la auxiliar de enfermería contagiada por el ébola acudió a las urgencias al Hospital Infanta Elena de Valdemoro porque llevaba cuatro días con fiebre y diarrea, según han indicado fuentes del centro hospitalario.

Nada más conocer estos datos, los epidemiólogos y los directores del equipo médico y de enfermería se reunieron para valorar la situación, ver cuál era el procedimiento adecuado y si era necesario su traslado al Carlos III. Mientras tanto, la clínica activó el protocolo de seguridad, lo que implica el uso de escafandras en el personal sanitario.

Según el portal digital ABC.es Madrid, una vez que los epidemiólogos del Hospital Infanta Elena de Valdemoro revisaron su caso y su temperatura corporal, decidieron que no era necesario ingresar a la esteticista, ya que su situación no cumplía criterios de contagiosidad ni transmisibilidad.

La peluquera fue atendida por un médico internista al que le relató que había depilado a Teresa el pasado 26 de septiembre. En aquellas fechas, la auxiliar de enfermería todavía no tenía síntomas, y por eso se considera que no la pudo haber contagiado.