Washington.- La presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la republicana de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, tildó hoy de "farsa" los comicios celebrados en Nicaragua, en los que fue reelegido el presidente Daniel Ortega.

Las elecciones de este domingo en Nicaragua "fueron una completa farsa. Daniel Ortega se aseguró de que así fuera", denunció en un comunicado Ros-Lehtinen.

Según la congresista, Ortega "ha aprendido" de sus "colegas dictatoriales" en la región, como el presidente venezolano, Hugo Chávez, "un experto en pisotear la democracia".

El sandinista Ortega obtuvo la reelección con más del 60 % de los votos, según datos oficiales provisionales, un resultado que portavoces del candidato opositor más votado, Fabio Gadea, calificaron de "irreal".

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección presidencial continua y limita a dos el número de mandatos de un gobernante.

Pero Ortega pudo presentarse a estos comicios para buscar un tercer mandato gracias a una sentencia de los magistrados oficialistas de la Corte Suprema que declaró inaplicable el artículo de la Constitución referente a la reelección presidencial.

Ortega "se abrió paso" para aspirar a una nueva reelección "a través de un esquema de corrupción que pisoteó los mandatos constitucionales de Nicaragua", afirmó en su comunicado la legisladora republicana.

Después "sacó más trampas para asegurarse de que ganaría" las elecciones y "negó a innumerables nicaragüenses el derecho al voto para arreglar la baraja a su favor", anotó Ros-Lehtinen.

También recordó que el mes pasado envió una carta a la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, para instar al Gobierno "a hacer frente al plan de Ortega para aferrarse al poder".

"Estados Unidos y otras naciones responsables no pueden reconocer el resultado de esta elección robada", concluyó.

La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Nicaragua afirmó que no "constató anomalías relevantes" en el cierre de las mesas de votación, aunque antes había dicho que no se le permitió estar en un 20 por ciento de ellas cuando se produjo la apertura.

El jefe de la misión de observadores de la Unión Europea (UE) en Nicaragua, el eurodiputado socialista español Luis Yáñez, también denunció que 20 de sus 90 integrantes tuvieron dificultades para acceder a las mesas electorales