El laborista igualmente rindió tributo a los "avances" cosechados por Gorbachov en materia de control de armas y desarme nuclear.

REDACCIÓN INTERNACIONAL .- El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, lamentó este miércoles la muerte de Mijaíl Gorbachov, último presidente de la Unión Soviética, a quien calificó como "un hombre cálido, valiente y lleno de esperanza y determinación" que colaboró a que "el mundo fuera mejor".

Gorbachov "libertó a las naciones de Europa Oriental de la prisión del régimen ruso y ayudó a poner fin a la Guerra Fría", destacó Albanese en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, al agregar que Gorbachov ayudó a "levantar una gran sombra (del comunismo) que se posaba sobre la humanidad".

"Como líder de la Unión Soviética, dio la apertura a una sociedad cerrada con su política de Glasnost (transparencia informativa). Mediante la Perestroika (reforma política) reestructuró profundamente el sistema político y económico que se resistía a ello", añadió el mandatario australiano.

El laborista igualmente rindió tributo a los "avances" cosechados por Gorbachov en materia de control de armas y desarme nuclear.

Albanese se sumó así a las palabras de congoja de diversos líderes mundiales tras conocerse la muerte la víspera en Moscú de Gorbachov, a la edad de 91 años, en momentos en que Rusia está enfrentada a Occidente por la invasión ordenada por el presidente de ese país, Vladimir Putin, a Ucrania, en febrero pasado.