El caso ha despertado polémica por la presencia del crimen organizado en el estado, como el Cártel del Pacifico, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Zetas y los Mara Salvatrucha.

Ciudad de México.- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, prometió este viernes que indagará la misteriosa intoxicación de 110 estudiantes menores de edad de Chiapas, en el sureste del país, donde se presume que bebieron agua con droga.

“Está así como muy especial el asunto, entonces mandamos a hacer una investigación a fondo, la encabeza Rosa Icela Rodríguez (secretaria de Seguridad), y vamos a ir allá, hoy voy a ver al gobernador (de Chiapas, Rutilio Escandón)", indicó en su rueda de prensa diaria.

El mandatario reconoció que “se está haciendo una investigación porque no se tiene todavía un diagnóstico de lo que sucedió” desde la semana pasada en cuatro municipios de Chiapas: Bochil, San Cristóbal de Las Casas, Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.

Los padres de familia de varios estudiantes de secundaria, tercer nivel de educación básica en México, denunciaron el martes pasado el hecho ante la Unidad Integral de Investigación de Justicia Restaurativa del municipio de Bochil.

Además, pidieron a las autoridades aplicar exámenes toxicológicos a los menores de edad por la sospecha de que bebieron agua con cocaína.

Pero el mandatario cuestionó el hecho, al que calificó de "raro", porque en Bochil hay "muchos valores".

“Se me hace raro que (hay) dos versiones: una que llevaban agua con cocaína en sus termos, otra versión de que los que vendían cocaína se enteraron de que iba a haber una revisión de mochilas e informaron y todos tiraron sus pastillas al tanque de agua”, enunció.

El caso ha despertado polémica por la presencia del crimen organizado en el estado, como el Cártel del Pacifico, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Zetas y los Mara Salvatrucha.

Incluso, las senadoras de oposición Josefina Vázquez Mota y Beatriz Paredes han planteado una comisión que investigue el caso.